domingo, 27 de enero de 2013

La profesión más dura

Existe una duda y esa es ¿Cúal es la profesión más dura que existe? Muchos dirán que son los que tienen que emplear una fuerza física para poder realizarlo, otros dirán que los bomberos o los policías. Otra profesión bastante dura son los enfermeros y enfermeras tienen el trabajo más duro que puede existir. Esta última profesión si que puede ser muy dura, puesto que de ellos depende, en muchas ocasiones la vida de las personas.

Pero para mí la profesión más dura es la de educador, no me refiero solo a los maestros o profesores que se encuentran en un colegio o instituto, me refiero a todos los educadores que existen, educadores sociales, educadores de personas adultas y un largo etcétera. Nosotros, los educadores tenemos la responsabilidad de educar y transmitir una serie de conocimientos a las personas para que las personas puedan vivir en sociedad. Dicho de esta manera es bastante difícil, y sí, es lo que realmente tenemos que hacer.

Los educadores tenemos que educar a los niños y niñas para que en su edad adulta sean ciudadanos de pleno derecho y con un pensamiento crítico ante la actualidad que se de en sus ciudades. Los educadores tenemos el deber de crear esa conciencia crítica en todas las personas, ya sean niños, jóvenes o adultos. Vivimos en un mundo donde impera la ley de solo unos cuantos y hay que hacerles caso, pero eso no es así, yo soy dueño de mi propio pensamiento y tengo el derecho y el deber de hacerlo llegar, siempre desde el respeto a la libertad de las demás personas.



Por lo tanto el educador tiene la profesión más dura, desde mi punto de vista, puesto que tiene que ser el rayo de esperanza para crear en las personas esa conciencia crítica en la sociedad actual, la cual está dominada por un pensamiento único que emiten desde el gobierno y la mal llamada democracia. Tenemos que luchar para dejar de lado la política del miedo y pensar que todos somos capaz de hacer muchas cosas si nos unimos y realizamos las cosas de forma cooperativa.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada